la "obligación" de muchas empresas

Los límites entre la vida física y la digital son cada vez más difíciles de definir y con el advenimiento de las nuevas tecnologías, el uso de smartphone se ha convertido en una parte esencial de los hábitos de las personas. Las aplicaciones creadas para rastrear el uso de teléfonos celulares de las personas revelan datos que indican que, en promedio, usamos nuestros dispositivos móviles durante aproximadamente 3 horas al día o alrededor de 45 días completos al año.

Para muchos, sus teléfonos celulares son una extensión de sí mismos, reflejan, de muchas maneras, su personalidad e intereses, y juegan un papel importante en su vida social y profesional. Por ello, muchas empresas se ven obligadas a reinventarse para intentar dar respuesta a las nuevas necesidades de sus consumidores. Una empresa hoy en día que no tiene una aplicación móvil o una página en línea configurada para ser vista a través de un teléfono inteligente corre el riesgo de estar en desventaja en comparación con sus competidores. De hecho, se ven obligados a adaptarse a esta nueva dinámica de interacción con los consumidores.

redes sociales en todas partes

Cuando se crearon, las Redes Sociales eran un fenómeno limitado a las computadoras de los usuarios. Era una actividad que se realizaba exclusivamente en casa o, para disgusto de los empresarios, en el trabajo. Solo unos años después, en estos días, esta práctica es casi anticuada, reservada especialmente para las generaciones mayores. La gran mayoría de usuarios de este tipo de plataformas interactúan a través de sus dispositivos móviles, incluso desde casa.

Pero no son solo las plataformas sociales para simplemente compartir fotos o noticias las que se han adaptado a esta nueva realidad. Plataformas digitales relacionadas con las citas en línea, como cariñoso, deben parte del creciente número de sus usuarios al hecho de que han desarrollado aplicaciones compatibles con dispositivos móviles. De esta forma se convierten en aplicaciones que se pueden consultar en cualquier momento del día, con notificaciones que te avisan de novedades y actualizaciones. Gracias a esta presencia constante y facilidad de acceso, estas plataformas se han convertido en un importante medio publicitario para muchas marcas.

Viajar por avión

Si viaja, lo más probable es que reserve en línea. También es probable que haga su propio check-in y reciba una tarjeta de embarque totalmente digital, sin necesidad de imprimirla. Todo esto se puede hacer a través de tu móvil. Es raro que la aerolínea, hoy en día, no tenga su sitio web formateado de tal manera que se pueda consultar a través de un teléfono inteligente. Con la información de contacto de sus clientes, muchas aerolíneas envían información sobre sus vuelos, retrasos o cambios en las puertas de embarque, directamente a los teléfonos móviles de los pasajeros.

Pero este paso a los dispositivos móviles tiene otras razones además de la satisfacción de sus clientes. Por ejemplo, los registros en línea realizados por el propio pasajero reducen la necesidad de personal de tierra.

Marcas deportivas y aplicaciones de fitness

En general, muchas marcas minoristas ya son conscientes de la importancia y los beneficios de interactuar con sus clientes a través de dispositivos móviles. La eficacia de compartir promociones y noticias lo ha convertido en un medio de marketing esencial. La venta de productos online, el llamado e-commerce, aumenta paulatinamente cada año, habiendo tenido un incremento sin precedentes durante la pandemia, según revelan los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Sin embargo, una de las formas más originales en que las marcas aprovechan la importancia de los dispositivos móviles para sus consumidores se encuentra en las marcas deportivas que ofrecen sus propias aplicaciones de fitness. Estas aplicaciones online, perfectamente adaptadas a los smartphones y muchas veces gratuitas, como Nike Training Club, resultan ser servicios extra que, además de ser apreciados por los clientes, promueven indirectamente la venta de productos disponibles.

Un toque más personal

Puede resultar tentador especular sobre qué nuevas formas digitales requerirán los consumidores en el futuro y qué empresas se verán obligadas a implementar. Pero tal vez sea cierto lo contrario, ya que las personas divergen aún más en su demanda de la prestación de servicios más personalizados y personales. Los dos escenarios podrían ocurrir al mismo tiempo, con cada consumidor buscando diferentes tipos de servicio, dependiendo de los beneficios inherentes.

Califica post

Descubre más contenido

Subir